lunes, 14 de noviembre de 2011

VUELA ALTO

Después de la segunda guerra mundial, un joven piloto inglés probaba un frágil avión mono motor en una peligrosa aventura alrededor del mundo. Poco después de despegar de uno de los pequeños e improvisados aeródromos de la India, oyó un ruido extraño en venía de atrás de su asiento. Se dio cuenta que había una rata abordo y que si roía la cobertura de lona, podría destruir su frágil avión.

Podía volver al aeropuerto para librarse de su incómodo, peligroso e inesperado pasajero. De repente recordó que las ratas no resisten las grandes alturas. Volando cada vez más alto, poco a poco cesaron los ruidos que ponían en peligro el viaje.

Moraleja:

Si amenazan destruirte por envidia, calumnia o por lo que sea, vuela más alto.
Si te critican, vuela más alto
Si te hacen alguna injusticia, vuela más alto.

Recuerda siempre, que las ratas no resisten las grandes alturas. Deseo que hoy y siempre tengas coraje de levantar el vuelo y volar alto, siempre muy alto, con la cabeza en las nubes, pero los pies bien fijos en el suelo.

Deseo también que cuando estés volando sepas mirar para abajo y ver que existen personas para las que eres grande e importante, y que en esa misma proporción, también mires para arriba y veas como es de grandioso el cielo que te cubre y percibas el tamaño de tu pequeñez frente al universo.

Ten un excelente día. Aún más......una excelente vida.

" Los cuentos sirven para dormir a los niños y despertar a los mayores "

♥ABRAZOTE GIGANTE Y EL DIBUJITO ES UN PREMIO
PARA USTEDES QUE ME MIMAN SIEMPRE CON SUS VISITAS,
LAURA CORNEJO♥

Anónimo Tia Lelé dijo...

Cuanta verdad en la moraleja del cuento. Hablo por experiencia propia y en mi vuelo no me las creo porque se que" existen personas para las que soy grande e importante, y que en esa misma proporción, también miro para arriba y veo como es de grandioso el cielo que me cubre y percibo el tamaño de mi pequeñez frente al universo".
Un abrazo y un beso.-

14 de noviembre de 2011 23:40

Anónimo Tía Lelé dijo...

Hola Laura. Te espero con torta en mi primer añito del blog.besos

16 de noviembre de 2011 12:24

Blogger ŜhЄrezάđξ dijo...

Muy bonita moraleja, te dejo un saludo.

16 de noviembre de 2011 16:15

Blogger Rodolfo de Jesús Chávez Mercadodijo...

Hola Laurita. Saludos.

Que maravilla!!! Es nueva para mi pero inmensamente me invita a seguir volando alto.
Gracias y que Dios te siga donando tantas bendiciones.

Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

16 de noviembre de 2011 17:22

Blogger Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Que preciosa entrada, gracias amiga linda por compartir tan bellas letras.
Un abrazo lleno de luz y amistad.
Mau

17 de noviembre de 2011 18:55


Suprimir
Blogger Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

!Ay ! mi querida Laura, gracias por la sorpresa de tu visita y la historia de Santa. Cecilia.
Una historia con mucha lección, gracias por ayudarme a volar alto
Te quiere
Sor.Cecilia

22 de noviembre de 2011 14:29

Suprimir
Blogger iglesiasoviedo dijo...

Cuanta razón tienes, siempre volemos alto con la mirada hacia arriba fijándonos las metas lo mas alto posible y los pies en el suelo con humildad.
Un beso.

25 de noviembre de 2011 10:20

8 comentarios:

Tia Lelé dijo...

Cuanta verdad en la moraleja del cuento. Hablo por experiencia propia y en mi vuelo no me las creo porque se que" existen personas para las que soy grande e importante, y que en esa misma proporción, también miro para arriba y veo como es de grandioso el cielo que me cubre y percibo el tamaño de mi pequeñez frente al universo".
Un abrazo y un beso.-

Tía Lelé dijo...

Hola Laura. Te espero con torta en mi primer añito del blog.besos

ŜhЄrezάđξ dijo...

Muy bonita moraleja, te dejo un saludo.

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Laurita. Saludos.

Que maravilla!!! Es nueva para mi pero inmensamente me invita a seguir volando alto.
Gracias y que Dios te siga donando tantas bendiciones.

Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Que preciosa entrada, gracias amiga linda por compartir tan bellas letras.
Un abrazo lleno de luz y amistad.
Mau

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

!Ay ! mi querida Laura, gracias por la sorpresa de tu visita y la historia de Santa. Cecilia.
Una historia con mucha lección, gracias por ayudarme a volar alto
Te quiere
Sor.Cecilia

iglesiasoviedo dijo...

Cuanta razón tienes, siempre volemos alto con la mirada hacia arriba fijándonos las metas lo mas alto posible y los pies en el suelo con humildad.
Un beso.

AMBAR dijo...

Hola mi querida Laura.
Es una buena moraleja, ya que realmente todas esa cosas sofocan la ilusión y causan amargor en la vida diaria.
Mejor quitarle importancia a las cosas y seguir adelante.
Un abrazo.
Ambar